Si no logran escoger sede y no rinden el examen, quedan postergados para rendir en los reprogramados, siempre y cuando en la inscripción indicaron que corresponden a la población de culto adventista.